Traje típico de Tabasco

El traje típico de Tabasco está relacionado con la identidad cultural de sus pobladores y simboliza al trabajador de la región. Por lo general es utilizado en ferias o bailes de las fiestas populares y celebraciones emblemáticas regionales.

Traje típico de Tabasco

En la zona de Tabasco predomina el clima cálido, por lo que las telas utilizadas para la confección de los trajes son bastante ligeras. Existe un traje para las mujeres y uno para los caballeros, aunque poseen dos tipos diferentes: el de los campesinos y el traje de gala.

Traje típico campesino

Este es el traje que identifica al pueblo trabajador de la zona. La vestimenta facilita un buen desenvolvimiento en el campo al realizar las faenas diarias. El traje femenino consta de una blusa blanca con mangas cortas. Su cuello es ovalado hasta los hombros con bordado de flores. La amplia falda llega hasta el tobillo, de diseño floreado.

Las damas llevan un paliacate o pañuelo que suele ser rojo y se coloca al lado derecho de la cintura. Los accesorios son aretes dorados, muchas cadenas y collares. Finalmente llevan un tocado de vivo color que combina con la falda, compuesto por un tulipán amarillo y rojo  más cuatro peinetas que representan las regiones folclóricas de Tabasco.

El traje masculino se compone de una camisa y pantalón blanco que cubre hasta las rodillas. Llevan igualmente un paliacate o pañuelo utilizado para secar el sudor durante la jornada de trabajo.

Traje de gala

El traje femenino de gala es muy parecido al campesino. Entre las diferencias está la falda unicolor, generalmente azul marino o blanco. Además lleva listones de color azul, amarillo, rojo y verde desde la rodilla hasta los tobillos, en representación de las cuatro regiones folclóricas.

Tanto la blusa, el tocado y accesorios llevan tulipanes. En el caso de los hombres, el pantalón y la camisa son blancos. Llevan un cinturón negro, zapatos de vestir de cuero, un sombrero de paja con cuatro picos  y el paliacate rojo colocado alrededor del cuello.


Deja un comentario